sábado, 22 de noviembre de 2008

UN DÍA POR OTRO



Cada día está dedicado a una causa, algunas más loables que otras, habiendo por tanto 365 a lo largo del año para reflexionar sobre distintas temáticas importantes para el hombre actual, siendo algunas a nivel mundial, otras europeo o nacional.

Yo aún sintiendo que un día es insuficiente para según cuál de ellas, quería acentuar las situaciones que más vergozosas me parecen en este ya bien entrado el S.XXI.

Y es que será quizá un pensamiento pueril a mis años, o simplemente seré una soñadora, pero sería ya oportuno tomar conciencia de que el mundo si todos queremos tiene arreglo, que este mundo puede ir mejor.

Me pregunto, en este mundo que va a la velocidad de la luz, con tanta prisa en este primer mundo, si realmente se tiene intención de erradicar los abismos con el 3º mundo. ¿Por qué miramos para otro lado? ¿Nos viene bien seguir fomentando estas colosales desigualdades entre pueblos?

Es aberrante que habiendo excedentes a este lado, siga existiendo hambre en tantas regiones del planeta. Vemos por la TV morir a madres y niños que no tienen que comer y nos parece ajeno, lejano. Vemos cómo tienen que salir de sus entornos porque viven en conflictos armados, en países sin ningún derecho, teniéndose que refugiar en otros no mucho mejores, desarraigados.
Se podría evitar la tan alta mortandad infantil con vacunas ya existentes en el lado rico, pero por lo visto no interesa a las farmaceúticas. Las cifras de gente que muere por enfermedades que
aquí no hay , son enormes.

La no asistencia a una educación primaria mínima para poder salir de ese pozo donde se encuentran, y mucho menos si se es niña, que según en que país se encuentre tiene ya unos cuántos handicaps añadidos siendo víctimas de violencia, obligadas a casarse a tempranas edades, vejadas, anuladas, esclavas sexuales, etc.Además están los niños soldados, reclutados bien pequeños y adentrados ya en mafias , sin poder elegir.

Por si esto es poco los mandatarios del mundo hacen reuniones y conferencias, perdiéndose en las meras declaraciones y no actuando. Dicen que invierten,pero resulta insultante, mientras haya un sólo ser que muera de sed o hambre. ¡Es infame!

Se debe proteger a la infancia y luchar contra cualquier tipo de explotación, creo que todo ser humano tiene que tener una vida digna, donde las necesidades básicas sean solventadas, y donde cualquiera pueda desarrollarse en sus sociedades, respetando la más elemental reivindicación, y que no sea el dónde se nazca ya un estigma para vivir o morir.
La fotografía es una bofetada a nuestro estilo de vida, a creernos el ombligo del mundo. Mientras esto sucede todos los días, nosotros vamos por otro lado, olvidando a nuestros próximos, que en esta aldea global están ahí mismo, pero preferimos continuar con nuestra ceguera.


No hay comentarios:

Comparte estos retales