miércoles, 5 de noviembre de 2008

UN DÍA PARA LA ESPERANZA


Esta jornada abre las puertas a la ilusión, al entusiasmo, a la paz posible y duradera, a los sueños de un mundo mejor. Hoy todos se felicitan por la elección de Barack Obama como presidente (del mundo) . Lo cierto es que se han depositado unas expectativas en este hombre, que de cumplirse, vivir en la Tierra será estupendo.

El "Sí,podemos"(Yes, we can) que era el slogan de su campaña era el cambio que se necesitaba. El hecho de ser afroamericano, una persona de color, no ha sido obstáculo para auparse en lo más alto de la política mundial y es mucha la euforia desatada ante sus compatriotas, alegría exultante. Lo acontecido en EEUU en sus elecciones presidenciales con la victoria de una persona con principios y con una humanidad, presumible a priori por sus precedentes, ofrece una histórica posibilidad y nos embarca a todos en una nueva era llena de perspectivas extraordinarias tanto en su país como en toda la comunidad internacional.

Deseando esté a la altura de los retos desafiantes que tiene por delante, y que su humildad no sea corruptible. El legado dejado por su predecesor no es positivo: dos guerras abiertas allen de los mares (Irán y Afganistán) , una crisis financiera que es una gran fisura en la economía motor del globo, y una destrucción tremenda tanto en las relaciones entre países sean superadas con brillantez y agudeza. Que la justicia social , la dignidad de cada ser humano tengan su momento alentador en este ser y que se ilumine su camino, y el nuestro.

Esperemos que el mundo todavía tenga una oportunidad, y las cosas empiecen a cambiar para mejor, y que podamos decir que a veces los buenos también ganan.

No hay comentarios:

Comparte estos retales