viernes, 16 de enero de 2009

CRISIS NINJA

Sigue lloviendo sobre mojado. La gran estafa
aún no se deja ver en su totalidad.

El estado en el que nos encontramos hoy de desmoronamiento del sistema capitalista hace que nos preguntemos que nos ha traido hasta aquí, a este caos tan globalizado.

El erudito economista Leopoldo Abadía ha hecho una radiografía de la situación y del posible alcance de las consecuencias.
Definió el término NINJA, del inglés, que son las personas que no tienen ingresos fijos(incomes), ni trabajo(jobs), ni propiedades(assets) y a los que se les ha dado una hipoteca a la ligera, por los bancos con tal de tener beneficios a toda costa, ya que los tipos de interes estaban por los suelos y no había negocio.
Las entidades financieras ven la posibilidad de ganar más dinero con la concesión de estos créditos sin medir riesgos, propagan esas hipotecas basura, y siguen con sus pelotazos, pero esta vez les salió rana, pues los ninja no pagan(morosos) y lo que hacen es vender títulos en paquetes con nombres rimbombantes para colocarlos allen de los mares, pero que no valen nada.
Y como eso lo hacen todos los bancos, pues al prestarse entre ellos el dinero, comienzan a desconfiar en lo que se prestan, habiendo un problema crediticio( de credibilidad).
Esto repercute a todo el mundo,aquí y en China, donde no se sabe la dimensión de todo este tinglado en el que nos han metido financieros y políticos, porque ¿dónde está el dinero?
Nos vendieron puro humo, nos engañaron, pero lo consentimos, somos cómplices de sus especulaciones. Parecemos estar felices con nuestras deudas, sabiendo que todo está amañado para que perdamos. Si no se consume, no se produce; si no se produce, no se contrata(más paro), sin dinero no se consume,y las familias cada vez más agobiadas.
Vivimos una realidad virtual ( ya lo decía Morfeo-Neo en Matrix) donde no tenemos nada que nos pertenezca, en este mercado aparentemente libre, de esclavitud legal. Nos funden, confunden ,y aún nos compadecemos.
Parece que la fiesta terminó, y ahora a ver quién paga la cuenta. El sistema está viciado y los bolsillos están vacíos. Aún no hemos tocado el fondo del agujero y como la ley de Murphy se cumple si o si, pues agarrarse los machos toca.

No hay comentarios:

Comparte estos retales