sábado, 13 de diciembre de 2008

LO TREMENDO DE NACER MUJER



Todavía ser mujer en el mundo se paga muy caro.

Las injusticias contra las mujeres siguen campando en muchas sociedades machistas en varios continentes: Ásia(India, China, Pakistán,Bangladesh,etc), África,también Sudamérica. Se considera que las niñas no tienen ningún valor, sino que suponen una carga para sus familias que tendrán que pagar una dote y al salir de casa, por lo que quedarán más pobres. Por eso no está mal visto el infanticidio de niñas, siendo una constante en estas culturas, son rechazadas antes de nacer diezmando la población , descompensándolas, habiendo excesos de niños, formando un problema estructural en esas sociedades en edades adultas.

Más del 90% de los abortos(selectivos, clandestinos) practicados son femeninos, una triste realidad. Las que llegan a nacer confirmando su sexo se abandonan, se maltratan, se desnutren, se matan por sus propias madres.

Estas mujeres(madres) son víctimas también del sistema, que tiene unas políticas de planificación familiar aberrantes,castigándolas, pues si no conciben niños son maltratadas por sus maridos, llegando incluso a suicidarse, torturadas por su conciencia por los actos que la obligan a hacer, siempre sometidas por el hombre, que es el único que tiene derechos. Un ejemplo de ello es si una mujer después de varios partos no da a luz a niños es abandonada por su marido que puede casarse de nuevo para concebir un varón, repudiando a esa mujer. Todo por ese dinero, ese problema de herencia.

Mientras no cambie la mentalidad tan intríncada de esas sociedades y haya una mínima sensibilidad , comenzando por la educación y el trato en igualdad de sexos, no podrá progresar la mujer, y por ende, el mundo.

Las mujeres tenemos mucho que decir, éstas también, con su voz y con su voto. ¿Por qué nos temen los hombres?¿Qué tienen que temer?

Habría una humanidad más humana, sin duda.

No hay comentarios:

Comparte estos retales