domingo, 7 de diciembre de 2008

PEKÍN EXPRÉS


El imparable mercado chino, que lleva tiempo invadiéndonos con toda clase de productos a precios muy económicos, hace que la producción occidental no sea competitiva y todo sea MADE IN CHINA.
Muchas empresas se han instalado en este gigante asiático puesto que reducen costes, vendiéndonos luego aquí en Occidente a precios superiores, estando el negocio garantizado, es un reclamo para capital extranjero: los sueldos son bajos, los impuestos a pagar también, y los beneficios entran a ex-puertas.
Pero está claro que este ávido depredador que es China tiene que realizar muchas y profundas reformas. En lo político(falta de derechos humanos ,elementales en cualquier sociedad), en lo laboral(explotación de niños en fábricas insalubres), energética( minorando la emisión de gases contaminantes que provocan el efecto invernadero), y una clara censura para sus ciudadanos, no permitiendo una apertura al exterior para que tengan una idea de en que mundo se vive( no tienen acceso a todo lo que contiene internet).
Es un extenso país, con una enorme población ,un filón consumista, pese a su comunismo histórico( 1300 millones de personas lo corroboran) y una oportunidad para todas aquellas empresas que han radicado allí(manufacturan y también venden en China, pues el nivel de poder adquisitivo de los chinos ha aumentado en los últimos años).
Este 2008, 8 número de buena suerte para la cultura china, ha sido un escaparate del país para el mundo con la celebración sorprendente de los Juegos Olímpicos dando una sensación virtual de espectacularidad y trabajo envidiable. Pero las infraestructuras dejan aún mucho que desear, y los retos de esta nación darán mucho que hablar en este Siglo XXI, como los que se observan en su despegue espacial.
1 de cada 5 habitantes de este planeta es chino, y quiere su parte del pastel, así es que si queremos estar en el mundo, intentando entenderle, tenemos que saber quién es China, que tiene mucho que decir, y lo van a decir, no hay duda.

No hay comentarios:

Comparte estos retales