miércoles, 10 de diciembre de 2008

SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA

Recuerdo que la energía ni se crea ni se destruye, entonces ¿qué pasa con ella?.

Todo es energía y fluye en todos los niveles: cósmico, corporal, subatómico.

Son los físicos, astrofísicos, los que explorando el universo, llegan a darnos ciertas respuestas ( aunque aún son pocas) sobre cómo funciona, aportándonos una visión sorprendente sobre nosotros mismos en relación a algo tan magno, tan sobrecogedor. La teoría de la relatividad y estudios más recientes ,como la teoría de cuerdas y análisis parecidos nos muestran la importancia de la energía, lo que representa en la totalidad del cosmos y cómo repercute en nosotros.

Por su parte, si analizamos nuestro cuerpo comprobamos una energía vital que se canaliza. El reiki, en este sentido, es una técnica que permite abrir nuestros canales( chakras), que pueden estar bloqueados, para que haya una verdadera fuerza interna que nos haga sentirnos mejor y avanzar en el desarrollo interno.

Dentro de este contexto se pueden desarrollar estados como el de conciencia colectiva.

Observando el mundo, nos damos cuenta que esta percepción existe. Tenemos vibraciones positivas y negativas( energía psíquica), que en su conjunto, en esta cultura global hacen acontecer los hechos. La física cuántica está revelando como todas esas ondas y vibraciones pueden ir en red(integrando a una sociedad de masas), conectadas, emitiendo, generando una energía que desencadena esa proyección de ideas y provocando sucesos importantes acontecidos en la Humanidad.

Como lo ocurrido el 11S, donde muchas personas percibieron que algo violento, una acción tensa, tremenda iba a suceder, estaba latente en el ambiente.

Se puede interpretar que a toro pasado todos sabíamos que eso y no otra cosa iba a pasar, apuntándonos un tanto sobre ello.

Sin embargo, inexplicablemente hubo personas que a priori, con señales y signos de días anteriores estuvieron en lo cierto. ¿ Qué clase de energía oculta para la mayoría emerge aquí? Quizá está ahí para todos, pero sólo es descubierta por la sensibilidad de unos pocos que saben escuchar en su totalidad, que saben ver más allá de lo superficial.

¿Acaso la realidad que vemos es lo que pensamos? ¿Qué papel juega el miedo en todo esto? ¿Miedo al cambio? El cambio conlleva una transformación de energía de una posición a otra.

Por lo tanto, ¿estamos preparados para esa mutación energética para comprender mejor al mundo, o a este sueño en el que parece que vivimos?

Parece ser que los próximos años serán fundamentales en el estudio de esta realidad, (entiéndase 2012 , fecha última, apocalíptica para muchas culturas), para conocernos a nosotros mismos. Así que a esperar toca.

No hay comentarios:

Comparte estos retales