jueves, 25 de diciembre de 2008

¡QUÉ GRANDE ES EL CINE!


Lo que el CINE ha significado en su más de un siglo de existencia es imposible de expresar.Desde el asombro de sus comienzos, donde la proyección parecía mágica, hasta el desarrollo paulatino de una técnica magistral, convirtiéndose en toda una industria de ilusión,en un arte que ha maravillado a distintas épocas aportando puntos de vista sobre las situaciones del hombre reales o fabuladas, que ha inundado de imaginación y ha permitido soñar a millones de espectadores, ha evadido de realidades a veces vacías o con poca ventura, ha despertado los sentidos al ver otras vidas en las que nos reflejamos, en sus sentimientos tan identificados .
El cine ha sido una recreación del universo que nos descubre otras alternativas, una creatividad de algunos interesados en contarnos historias visuales, con lo que ello supone. Es algo magnífico, fascinante, maravilloso. Ha creado tendencias de vestuario o pensamiento, personajes populares que se idolatran como dioses de nuestro tiempo.

A lo largo de toda esta peripecia cinematográfica son muchas las obras maestras que han quedado en la retina de todos por ser pioneras en puesta de efectos especiales, o por enfocar temas importantes,dando lugar a los diferentes géneros de cine. Algunas escenas han sido memorables proponiendo una visión cumbre y brillante en el discurrir de la historia. Sin citar a ningún gran director y sus excelentes trabajos decir que sin ellos nada de eso hubiera sido posible.

El cine comunica un mundo extraordinario, conecta una realidad más allá de las imágenes que invita a soñar y sentir que todo es posible.

Por todo ello gracias hnos Lumiére, por dar movimiento a la poesía o a historias con planteamientos tan diversos como es el hombre en sus distintas etapas de la existencia y sus apetencias.

¿Te hace un cine?

No hay comentarios:

Comparte estos retales