miércoles, 11 de febrero de 2009

QUE SI QUIERES ARROZ....

Seguimos haciendo caso omiso a los problemas que se plantean a diario. Porque la burra no pare cuando preña, y esto ya viene de lejos. La tremenda crisis financiera que respiramos se acentúa y resulta insultante los distintos matices que está produciendo.

Los empresarios pretenden flexibilizar el despido de manera que le salga gratis el echar a sus empleados a la calle. La indemnización pasaría de 45 a 20 días por año trabajado. Con la excusa de las crisis se está destruyendo el tejido empresarial, siendo los trabajadores los castigados, los que apesar de cumplir con su trabajo, se vulneran los derechos sociales abaratando esos costes salariales, siendo una tragedia sufrida en sus carnes.

Los abusos que se llevan cometiendo parecen no tener fin. Voracidad de los especuladores fomentando el ultracapitalismo, y el capital no puede ser un fin en sí mismo, pero aquí estamos. Los empresarios siguen beneficiándose del río revuelto, pues de una u otra manera para salir airosos pretenden despedir a quien saca el trabajo adelante, siendo los salarios ridículos, y estando en lo que el gobierno llama la octava nación desarrollada del mundo, y...... ¿Pero si no tenemos industria?¿Cómo vamos a producir? Y luego nos llaman vagos.
El modelo de contratos precarios estamos viendo que no es la solución, deben hacer contratos indefinidos( con gente preparada) para que haya un soporte social suficiente que permita mantener una economía de mercado sin ser consumismo atroz, pero siendo responsables en la producción( tanto de autos o viviendas) y no como hasta ahora que había sobreproducción para una sociedad que no puede absorberlo.
El pacto social ya clama al cielo, para aproximarnos a la solución del problema, y ya dejarnos de una vez de retóricas que no llevan a ningún sitio.
Porque el bienestar conseguido no lo queremos perder, y necesitamos entender que no se puede vivir por encima de las posibilidades, como hasta ahora, que nos endeudábamos fácilmente con créditos que ahora no podemos pagar. Si no queremos que haya una nueva casta de pobres en España, debemos reaccionar y hacer algo ya. Pero YA!!!

No hay comentarios:

Comparte estos retales